Fundación 5+11 y Save The Children apuestan por integración social en el Campus del Deportivo Alavés

Ya ha comenzado una nueva edición del Campus de Semana Santa del Deportivo Alavés, donde muchos niños disfrutan durante esta semana haciendo nuevos amigos y practicando el deporte que más les gusta. Este año además,  la Fundación 5+11, dentro de su participación activa con la sociedad y englobado en su alianza con Save the Children, ha integrado a un grupo de chicos de esta organización en el Campus de Semana Santa. Esta iniciativa entra dentro del proyecto Alaves4Life, que está dando sus primeros pasos esta presente campaña. Por eso, hemos querido conocer la dinámica de trabajo con estos chicos, de qué forma se completa la integración con el resto de campers y cuál es la valoración de la experiencia. Mikel Baigorri, entrenador de nuestros campus, nos da su impresión.

F: Hola Mikel, nueva edición del campus de semana santa, nueva oportunidad para compartir momentos emocionantes con los txikis, una nueva oportunidad para trabajar de nuevo con niños y niñas de SAVE THE CHILDREN en el Campus ¿Cómo valoras la experiencia de las pasadas navidades con el grupo de chicos?

MB: Es una experiencia muy positiva la que se consigue gracias a la colaboración entre dos grandes entidades como son SAVE THE CHILDREN y el grupo Baskonia-Alavés.  A parte de haber campers de dicha organización en el Campus de fútbol también los hay en el de baloncesto, por lo que es una buena iniciativa para la inclusión de niños y niñas de diferentes culturas o religiones en nuestra sociedad a través del ámbito deportivo, que es donde los niños se sienten más cómodos.

Ello nos sirve para ir eliminando las pocas barreras que desgraciadamente quedan hoy en día en la sociedad, y qué mejor manera que sean los niños el ejemplo del cambio.

 

F: ¿Qué objetivos crees que se buscan lograr con la integración de estos niños?

MB: Lo que pretendemos es que ningún niño se vea diferente al resto, sino que se vean como lo que son, niños. Niños con ganas de aprender, con ganas de jugar, y con ganas de divertirse con otros compañeros mientras juegan al fútbol o al baloncesto. A través de las diferentes actividades se crean grandes vínculos entre los campers.

Los objetivos principales del Campus son que los campers aprendan, jueguen y se diviertan mientras realizan un deporte, y gracias a ello el trabajo de la inclusión es mucho más eficaz. Tanto las dinámicas de grupo como las diferentes actividades que proponemos en el Campus engloban los objetivos citados y mediante ellos el trabajo de la integración es mucho más sencillo.

 

F: ¿Qué es lo más importante para ellos en estos días?

MB: Claramente y sin ninguna duda lo único que quieren es jugar y aprender mientras se divierten. Todos los campers que vienen al Campus acuden con la misma intención y eso es bueno para el grupo, pues hace que los estados de ánimo se contagien y la buena sintonía fluya en los diferentes grupos.

 

F: ¿Qué valores se intentan transmitir?

MB: Desde la Fundación 5+11 transmitimos diferentes valores, como son el trabajo en equipo, la solidaridad y el compañerismo principalmente, así como el esfuerzo, a través del deporte. Inculcar estos valores mediante la realización de una actividad deportiva, en mi caso el fútbol, es una buena forma de que los campers absorban los valores que se les quiere transmitir mientras se divierten y juegan.

 

F: Al finalizar el campus, ¿Cómo crees que es la experiencia para ellos?

MB: Tanto para los niños que son de SAVE THE CHILDREN como para los que no lo son, es una muy buena experiencia porque durante un periodo corto de tiempo tienen que relacionarse y convertirse en un grupo homogéneo independientemente de dónde venga cada uno. Se forman grandes grupos donde prima la solidaridad y respeto entre los compañeros. Es una experiencia enriquecedora tanto para los campers como para los propios monitores.

F: Personalmente, según tu opinión. ¿Es una experiencia positiva?

MB: Como bien he dicho antes, para mí es una experiencia más que positiva. Los niños no ven diferentes colores, ni culturas, ni religiones cuando están en el Campus. Solo ven niños con los que poder jugar, disfrutar y aprender, y eso es importante tanto para ellos como para la sociedad, ya que vivimos en una sociedad multicultural donde nos relacionamos con personas de diferentes culturas a diario.

 

 

 

Start typing and press Enter to search